Consejos para iniciarte en el running.



Para comenzar a correr, hay que tener en cuenta varios aspectos, el primero de ellos es tomárselo con calma, para correr necesitamos adaptar nuestro cuerpo a ello, nuestros músculos, nuestro sistema respiratorio, nuestro corazón.

Teniendo en cuenta lo anterior, deberemos comenzar muy de a poco, caminando y trotando, muchas veces damos una secuencia de tiempo que sirve para comenzar, pero ojo, no todos somos iguales, comenzar trotando 1 min y caminando 4 min, realizando 5 veces esa secuencia es un buen inicio.

Otra pauta a tener en cuenta, como decíamos anteriormente, es la adaptación, el primer día puede resultar sencillo, o no, pero al día siguiente es de gran importancia darle descanso a nuestro cuerpo. Muchas veces en el afán de querer empezar a correr, nos equivocamos y salimos todos los días, porque tenemos ganas de hacerlo, pero el cuerpo tarde o temprano lo paga.

Recordemos que para iniciar a correr, 3 estímulos semanales puede ser una dosificación ideal.

Ir incrementando semana a semana, los minutos de trote y disminuyendo los de caminata como principal objetivo.

En un principio no nos vamos a fijar en el ritmo al que corremos, sino en poder sostenerlo cada vez con menos dificultad.

Seguido de la caminata, poder complementar con un trabajo de fuerza, evitará lesiones y malestares que de otra manera podrían aparecer.



Siempre, antes de comenzar con la caminata-trote es bueno hacer al menos 5 minutos de movilidad articular, entrar en calor, articulaciones del tobillo, rodilla, cadera.

Y un último consejo, elongar, al finalizar nuestro trote-caminata, dedicarle al menos 15 minutos a estirar nuestros musculos, Cuando corres, tus músculos se contraen miles de veces, lo que provoca que al finalizar, el músculo esté más acortado debido a esta repetición de contracciones. Con el objetivo de devolver al músculo a su posición natural debemos realizar el estiramiento.

29 vistas